LOS MENUS PUEDEN ACABAR DE ADAPTARSE A LOS CLIENTES